miércoles, 10 de octubre de 2012

Una amarga experiencia - Español Ej. y Lec. 4to grado

Una lectura con la que muchos chamacos de aquella época nos sentimos muy identificados.




Bueno, definitivamente los tiempos han cambiado y pienso que ahora la mayoria de las mamás actuarían como la de Andrés, con eso de que ahora se busca tener mayor comunicación con los hijos, aunque nunca falta la mamá con entrenamiento militar que no se anda con rodeos. Al final la moraleja de la historia era que uno de niño debe realizar sus deberes (estudiar) correctamente y en caso de fallar hablar directamente con la verdad sin querer pegarle al actor jeje.

El autor del cuento, Nikolay Nósov (ahora sé por qué abreviaron con N. su nombre jeje), fue un escritor infantil ruso que murió en 1976. Es probable que el niño de este cuento se trate en realidad de uno de sus personajes, Nosabenada (Neznayka), ya que con él realizó su consagración como escritor de cuentos infantiles en la lengua rusa.

16 comentarios:

  1. GRACIAS, GRACIAS ESPERABA ESTA LECTURA DESDE QUE ENCONTRE EL BLOG CREO QUE PUEDO MORIR FELIZ JAJAJA
    GRACIAS EXITO¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo me acuerdo de esta lectura!, jajaja, y más porque en la época de la primaria cuando leí el cuanto pasé por una situación similar… Resulta que yo era un niño relativamente tranquilo, casi no me metía en líos, pero mi hermano mayor era, ¡tremendo!, no salía de un lío cuando se metía en otro. Un día hice una travesura y mamá me regaño y yo sabía que me iba a dar las dos nalgadas que acostumbraba propinarnos cuando hacíamos alguna travesura “muy lanzada”, entonces yo me adelanté y le dije con actitud sumisa “perdóname, no lo volveré a hacer, pégame mamá” (al mismo tiempo que le daba la mano con mi cabeza agachada), y ella me dijo, "ok hijo, por hoy te la paso porque eres un niño bien portado y sabes que no está bien lo que hiciste", entonces mi hermano vio lo que hice, total que un día él le pegó a mi hermano menor y cuando mamá se acercaba para regañarlo, él le dice “ya pues, pégame”, (mientras le daba la mano sonriendo y todo desfachatado) y ella ni tarde ni perezosa lo agarra mientras dice “¡hasta que te dejas!” porque mi hermano jamás se dejaba pegar ya que siempre corría más rápido que ella y nunca lo podía alcanzar… =P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @Aldo: jajaja, pues entonces a tu hermano le pasó exactamente igual que al niño del cuento. Qué cosas.

      Saludos.

      Eliminar
  3. muchas gracias por este blog anoche que lo encontre ah no saben pase momentos muy singulares recordando mi linda infancia. de verdad la vida se pasa muy rapido ahora son otros tiempos gracias por estos momentos felices. tienen razon puedo morir en paz jajaja siempre habia querido volver a leer esta lindas lecturas y siempre me reprocho porque no guarde mis libros. buuuaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por nada Plumita. Y es cierto, el tiempo se pasó muy rápido y lo que es peor, el que viene se va a pasar aún más rápido. Cuando menos acordemos ya vamos a estar ruquillos jeje.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Muy buena lectura. Con este tipo de adaptaciones los niños pueden aprender a expresar mejor los signos. Siempre me gustó mucho este cuento. ;)

    ResponderEliminar
  5. Ah, la encontré! también puedo morir en paz...con razón no la encontraba, andaba erradísima en el título.

    ResponderEliminar
  6. Mis respetos totales!!!!

    ResponderEliminar
  7. Actualmente si la mama le paga el niño, éste la demanda ante el DIF.

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por el blog!!! las lecturas eran bonitas y si q te daban buenos mensajes acordes a nuestra edad sobre todo q eran cortas y fáciles de interpretar. Muchas gracias y de verdad te sacaste un 10 :D

    ResponderEliminar
  9. gracias por hacerme recordar mi infancia que gratamente puedo decir fue increible y esta lecturas son muy bonitas hasta lore de emocion al leerlas

    ResponderEliminar
  10. de verdad que estos libros de lecturas los leía y releía, yo pase por un caso "no similar" pero por un caso en la primaria, me acuerdo que siempre que nos daban los libros me los quería devorar en un rato, pero siempre terminaba releyéndolos, una vez la maestra faltó a clases y a el director se le ocurre darnos la clase; nos mando a leer un texto el mas largo que encontró en el libro de lecturas y dijo que lo leyéramos para que luego pasáramos a leerlo al frente mientras el contaba los minutos que tardábamos en leer, el caso fue que yo termine de leerlo(debido a que ya me lo sabia hasta de memoria en ese entonces) y me quede viendo a mis compañeros que no habían terminado de leer cuando termino el tiempo el director dijo haber esta niña que solo estaba mirando de un lado a otro(haciendo una imitación de mi algo fea ya que el director se parecía a Jorge Falcón todos se burlaron de mi)que pase al frente va a ser la primera en pasar; pase leí y volví a mi lugar luego que pasaron los demás el director se quedo asombrado ya que los demás deletreaban y yo era la única que no lo hacia y lógico que fui la única que termino en menos tiempo. esto fue en 3ro

    ResponderEliminar
  11. Que pasa con escribe escribano, pita descubre una palabra nueva"palitroche"y estampas de la ciudad. Estos cuentos venían creo en los libros de lecturas de quinto y sexto principios de los ochentas.

    ResponderEliminar