jueves, 13 de enero de 2011

Refranes (Mi libro de segundo Lecturas)

Aqui vienen más refranes de este libro. Creo que este era el año de aprender refranes jeje.


El que no corre no alcanza y el que mucho corre se cae de panza: Debemos tener un equilibrio al hacer las cosas, pues no debemos ser ni tan lentos como para no terminarlas, ni tan rápido que nos haga hacerlas mal.

Al que madruga Dios le ayuda: Confieso que en aquel entonces, al leer por primera vez este refrán, me imaginé que se refería a que si te levantabas temprano en las mañanas te iba a ir bien durante el día jaja. Aqui aplica aquello de "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", si  hacemos las cosas con tiempo nos saldrán mejor.

De golosos y tragones están llenos los panteones: Se refiere un tanto a que el exceso en el comer puede llevarnos a la muerte, a estirar la pata, colgar los tenis, ponernos la pijama de madera, etc. Hay una controversia con este refrán ya que existe otra versión que dice: "De limpios y tragones están llenos los panteones", lo cual tiene un significado ligeramente distinto, pues se aplica principalmente cuando alguien es exageradamente pulcro en su aseo personal o también de pretexto cuando tú no te bañaste jeje. Además también está una tercera versión: "De valientes y tragones están llenos los panteones" que nos da a entender que estos dos tipos de personas estan destinadas a pasar a mejor vida mucho antes de lo previsto.

5 comentarios:

  1. Yo creo que el ultimo refrán no debe tomarse tan literal. Más bien se refiere a llevar un equilibrio en tu vida, pues too exceso resulta perjudicial; claro, no necesariamente se refiere a la muerte.

    ResponderEliminar
  2. @Arturo: Tienes razón, creo que ese sería el significado más correcto.

    ResponderEliminar
  3. El señor de golosos y tragones tiene un plato repleto de frutas y verduras... tal vez ese día empezó una alimentación mas saludable...

    ResponderEliminar
  4. Durante mucho tiempo estuve buscando estos libros en internet y por fin los encontré. Curse la primaria en los 90's y los libros de primero, segundo y tercero eran los mismos, ya de cuarto en adelante me tocaron otros. Lo curioso es que son esos primeros libros los que mas recuerdo de toda la primaria.Me encantaban las rimas, los refranes, los cuentos, las adivinanzas que ahora que tengo un hijo comparto con él, porque me gustaban tanto que muchos me los aprendí gracias a la asociación (que estoy segura no soy la unica) que hago con las maravillosas ilustraciones. Una de mis favoritas es la del gordo comiendo. Gracias por compartir estos maravillosos recuerdos!

    ResponderEliminar