martes, 14 de junio de 2011

La tuza (Mi libro de segundo Lecturas)


Se dice que esta es una canción popular, pero la verdad es que yo nunca la escuché.

Recuerdo que no me gustaba que el tucito le jalara el camisón a la tuza, me caía gordo por latoso. Además me llamaba la atención la segunda estrofa, donde dice que la tuza se murió y que la llevan a enterrar entre 4 zopilotes y un ratón de sacristán (?).

Y para rematar la canción, al final se escuchan unos golpeteos a la puerta (tan tan) donde se da a entender que es la tuza quien los hace, pero se supone que ya está muerta O_O entonces: ¿acaso sería el fantasma de la tuza que viene a vengarse del tucito? jaja.

7 comentarios:

  1. Recuerdo la cancioncita, me la enseñó mi abuela porque me decía Tuza...

    ResponderEliminar
  2. ...A la pobre de la tuza,
    la corrieron de Perote,
    la corrieron de Perote
    que a la pobre de la tuza
    Porque ya se había comido
    30 kilos de camote,
    a la pobre de la tuza
    la corrieron de Perote...
    Tan tan que toca la puerta
    tilin tilin que le voy a arbrir,
    tan tan que toca la tuza,
    tuza déjame dormir...

    Canción popular de Veracruz

    ResponderEliminar
  3. Muy buena esta lección de estos libros de primaria

    ResponderEliminar
  4. jajajaja la memoria me traicionó yo recordaba que decía "cuando el pico del tucito le jaló el camisón"
    jajajaja excelente!!
    tendré un gran día por haber encontrado tu blog, esta canción en especial me trae muy gratos recuerdos!
    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola disculpa el libro de lecturas del cual extrajiste la rima de la tuza¿De que año es?

    ResponderEliminar
  6. Ame tu blog. Me remonto a mi niñez. Gracias por hacerme feliz.

    ResponderEliminar
  7. Esta es una de las lecturas más lindas que había en los libros de texto gratuitos que tuve cuando cursé la primaria en la Escuela "Leyes de Reforma", ubicada en Satélite, Naucalpan de Juárez Estado de México. Los libros no eran del lujoso material que hoy tenemos, parecía papel estraza, incluso la pasta se desprendía con facilidad si no lo cuidabas. Pero las lecturas eran simplemente maravillosas y perfectas a las edades del grado escolar. Siempre recordé a la tuza con alegría, por que sí era una canción su letra.
    Cuando mi hijita era una nena, le canté la canción, le gustó tanto, que ella se volvió la tuza.
    Cuando estamos en Pachuca, jugamos mucho a ser "las tuzas", nos escondemos detrás de las puertas, dentro del coche o hasta debajo de las sabanas de la cama, y salimos como tuza en la noche que es deslumbrada.
    Hoy soy Directora de la Escuela Primaria "Julio Venre" en Azcapotzalco, Distrito Federal, y a los chicos les canto "La tuza", y les cuento su historia.
    Maestra en Educación Lorena Guerra Moctezuma

    ResponderEliminar