domingo, 24 de abril de 2011

Amistad (Mi libro de segundo Lecturas)

Una prueba más de la buena literatura que venía en nuestros libros (pero que en aquel entonces ni en cuenta).



Este fragmento pertenece al capitulo 43 del cuento Platero y yo (1914), el cual narra la vida y muerte del burro Platero y que en total consta de 138 mini capítulos (la mayoría de no más de una página). Juan Ramón Jiménez ganó el Premio Nobel de Literatura en 1956 por su obra en general pero principalmente gracias a esta narración lírica.



Este es el capítulo completo:

Capítulo cuarenta y tres
Amistad
Nos entendemos bien. Yo lo dejo ir a su antojo, y él me lleva siempre a donde quiero.
Sabe Platero que, al llegar al pino de la Corona, me gusta acercarme a su tronco y acariciárselo, y mirar al cielo al través de su enorme y clara copa; sabe que me deleita la veredilla que va, entre céspedes, a la Fuente vieja; que es para mí una fiesta ver el río desde la colina de los pinos, evocadora, con su bosquecillo alto, de parajes clásicos. Como me adormile, seguro, sobre él, mi despertar se abre siempre a uno de tales
amables espectáculos.
Yo trato a Platero cual si fuese un niño. Si el camino se torna fragoso y le pesa un poco, me bajo para aliviarlo. Lo beso, lo engaño, le hago rabiar... El comprende bien que lo quiero, y no me guarda rencor. Es tan igual a mí, tan diferente a los demás, que he llegado a creer que sueña mis propios sueños.
Platero se me ha rendido como una adolescente apasionada. De nada protesta. Sé que soy su felicidad. Hasta huye de los burros y de los hombres...



Ahora sé por qué no pusieron todo el capítulo completo; eso de "Platero se me ha rendido como una adolescente apasionada..." creo que hubiera sido difícil de explicar para más de un profesor jeje.

Y pueden leer todo el cuento aqui.

2 comentarios:

  1. Excelente historia, en verdad que las historias, moralejas, dibujos y estilo de narrativa de esos libros de español eran excelentes, muchos de estos cuentos se quedaron grabados en mi memoria, y leerlos ahora me hace sentir nostalgia.
    Gracias por tu tiempo de subirlos y compartirlos con todos.

    ResponderEliminar
  2. Un consejo a todos los que se pasean por el blog: lean todo el libro de Platero y Yo. Es tan nostálgico y evocador como las lecturas que encontramos en nuestros libros. Hagan uso de la liga que el buen César nos ha dejado aquí.

    Saludos a todos.

    Roberto L.C.

    ResponderEliminar